Rehabilitación de un maxilar superior mediante prótesis híbrida

Clínica Dental Borrás / Implantología / Prótesis /Rehabilitación de un maxilar superior mediante prótesis híbrida

La prótesis híbrida, según su concepto original, consta de una prótesis fijada a unos implantes mediante tornillos que atraviesan una estructura metálica que sirve de esqueleto para retener la resina y los dientes de tablilla prefabricados de una prótesis convencional. Esta prótesis es la de elección cuando el paciente no desea una prótesis convencional removible o no acabe de acostumbrarse a ella, bien sea por la movilidad, las molestias que ésta ocasiona al ser mucosoportada o por la aparición de arcadas.

Para realizar esta opción de tratamiento protésico implantosoportado se colocan cuatro-seis implantes interconectados mediante la estructura metálica. Habitualmente, se hace necesario diseñar voladizos distales para poder reponer todos los dientes posteriores. Respecto a éstos, cabe necesario señalar que actuan como palancas de clase 1 amplificando las fuerzas aplicadas. Por ello, su diseño depende en gran medida de los factores de fuerza del paciente; de la forma de la arcada; y del número, el tamaño y el diseño de los implantes. Por consiguiente, lo mejor es evitarlos siempre que sea posible y reservarlos para aquellos pacientes con unos factores de fuerza reducidos.

A continuación se presenta el caso de una mujer que deseaba tratarse su boca, tras muchos años sin acudir al dentista. La presencia de grandes caries y pérdida de soporte de los dientes superiores obligó a la extracción de todos ellos. Respecto a los inferiores, solo se mantuvo el sector anteroinferior y los primeros premolares. El plan de tratamiento inicial contempló la realización de una prótesis completa removible superior y una prótesis parcial removible (esquelético) inferior. Lamentablemente, no se adaptó a la prótesis superior por el fuerte reflejo nauseoso que le provocaba la prótesis.

Por ello, se estudió la rehabilitación superior mediante una prótesis híbrida soportada por 5 implantes. Para disminuir el tamaño de los voladizos distales y evitar realizar elevaciones de ambos senos maxilares, los implantes posteriores se colocaron angulados por delante de la paredes mesiales de los senos maxilares. Debido a esta angulación se usaron pilares intermedios cónicos angulados, para así corregir el disparalelismo entre los implantes rectos más mesiales y los distales angulados. A pesar de que se planificó la colocación de 3 implantes rectos en la premaxila, complicaciones quirúrgicas obligaron a la extracción de uno de ellos. No obstante, el plan de tratamiento previsto no se vió afectado por este contratiempo.

Tras la osteointegración de los implantes se colocó la prótesis híbrida, que se atornilló a los pilares intermedios. El resultado fue excelente. Las ventajas de este tipo de prótesis sobre implantes son la ausencia de movilidad (prótesis fija), de molestias al no apoyarse en la mucosa, la ausencia de recubrimiento palatino y la facilidad de reparación (y bajo coste económico) cuando éstas experimentan desgastes con el paso del tiempo.

radiografia

Situación inicial

Situación tras la colocación de los implantes. Nótese la angulación de unos 20º de los implantes posteriores

modelo protesis

Modelo maestro que muestra la posición de los 4 pilares intermedios de conexión cónica

Estructura metálica

Prótesis híbrida. Visión anterior

Prótesis híbrida. Visión anterolateral

Pilares de cicatrizacion

Pilares intermedios

Prótesis híbrida atornillada a las réplicas de los pilares intermedios del modelo maestro

Prótesis híbrida colocada. Situación intrabucal. Nótese como el diseño basal permite una correcta higiene

sonrisa

Situación final

radiografia dental

Ortopantomografía final